Usted está aquí

El Parlamento pide al ministerio que amplíe los beneficiarios de las ‘tarjetas monedero’

27-06-2024
Servicios Sociales
Servicios Sociales

Antoñanzas: “Hay que dotar de presupuesto extraordinario a los Bancos de Alimentos para poder atender a personas y familias vulnerables que actualmente no tienen acceso a las tarjetas monedero y han dejado de recibir alimentos”

El Parlamento de La Rioja ha aprobado la Proposición No de Ley del Grupo Parlamentario Popular en la que se solicita al Gobierno de España que realice las modificaciones necesarias en el Programa de Asistencia Material Básica (‘tarjetas monedero’) para que también puedan beneficiarse las personas y familias en situación de privación material que hasta ahora recibían alimentos del Fondo de Ayuda Europea para los Más Necesitados (FEAD).

La diputada Mariate Antoñanzas ha sido la encargada de defender la iniciativa del Grupo Popular, incidiendo en la importancia de “dotar de presupuesto extraordinario a los Bancos de Alimentos para poder atender a personas y familias vulnerables que actualmente no tienen acceso a las tarjetas monedero y han dejado de recibir alimentos”. 

En este sentido ha subrayado que “gracias a la rápida reacción del Gobierno de Gonzalo Capellán, y a la oportuna decisión de paliar con 185.000 euros las graves carencias del programa ‘tarjetas monedero’, el Banco de Alimentos de La Rioja podrá complementar la deficiente cobertura de dicha iniciativa y repartir 132.000 kilos de comida a través de 50 entidades sociales de nuestra región, respondiendo también de esta manera a una de las demandas acuciantes de una entidad que realiza una gran labor social”. 

Así, la iniciativa del Grupo Popular solicita ampliar el Programa de Asistencia Material Básica a los beneficiarios del Fondo de Ayuda Europea para las familias con menos recursos, poner en marcha soluciones para que la 'tarjeta monedero' llegue a los potenciales usuarios que residen en el mundo rural, dotar de asignación económica suficiente al programa, prorrogar su actual periodo de implementación hasta el 31 de diciembre para que las comunidades autónomas cuenten con tiempo suficiente para asumir su gestión con plenas garantías, así como dotar de presupuesto extraordinario a los bancos de alimentos para que atiendan a personas y familias vulnerables que actualmente no tienen derecho a acceder este programa por los requisitos establecidos y han dejado de recibir alimentos.

La diputada ha recordado que hasta el cambio de modelo que se produjo en el año 2021, “eran 14.800 las personas que recibían alimentos en La Rioja, cifra que, a partir de entonces, quedó reducida a 450 familias, excluyendo a familias con dificultades y con hijos mayores de 18 años, a familias en situación de extrema vulnerabilidad que no tienen hijos menores, a personas mayores sin hijos con pensiones o ingresos bajos y a personas sin hogar”.

Antoñanzas ha incidido en “el malestar generalizado en las comunidades autónomas por la ausencia de claridad en las cuestiones técnico-jurídicas, indispensables para poner en funcionamiento este nuevo sistema impuesto por el Ministerio”. Y ha hecho hincapié en “la falta de información precisa y detallada que está impidiendo planificar una implementación adecuada en nuestra comunidad autónoma y supone un inconveniente serio para el desarrollo de las situaciones necesarias”.

Antoñanzas ha concluido su intervención reclamando “que sean atendidas las personas que antes recibían ayuda pero que, ahora, unilateralmente y por imposición del Gobierno de España, se han quedado sin alimentos. Esto no quita las colas del hambre –ha lamentado- eso es esconderlas, que es algo muy diferente”.