Usted está aquí

El Gobierno de Capellán cumple otra promesa con la reducción de ratios para conseguir la excelencia educativa

31-01-2024
El objetivo es ofrecer una educación más personalizada y un mejor aprendizaje
 
El PP vuelve a garantizar la libertad de elección de centro, como respalda la mayoría de los riojanos y que fue anulada por el PSOE en la anterior legislatura
 
 
 
La excelente noticia dada hoy por el Gobierno riojano de que a partir del próximo curso 2024/2025, la ratio máxima de los alumnos que estudien Bachillerato se reducirá de 35 a 30 y el máximo en los cuatro cursos de la ESO se situará en 28, es un ejemplo claro de otra promesa cumplida por el Gobierno de Gonzalo Capellán con todos los ciudadanos de La Rioja. Lo que redundará además en una Educación de mayor calidad.
 
La intención del Gobierno del PP es una vez más conseguir una educación más personalizada, valorando al profesorado y situándolo en el centro del sistema, lo que redunda en un mejor aprendizaje. En el caso de la ESO, con esa ratio de 28 alumnos se consigue ya el límite más bajo reservado hasta ahora solo para los primeros cursos de la etapa. 
 
Gonzalo Capellán y su equipo quieren ante todo perseguir la excelencia educativa en esta Comunidad y con esta medida se refuerzan los cimientos para conseguirla y ya se piensa y se pone en valor a toda la comunidad educativa como alumnos, profesores y familias. 
 
Los alumnos riojanos obtienen siempre resultados académicos por encima de la media española, como así ha demostrado el último informe PISA. Si bien, para este Gobierno el Bachillerato y la preparación de la EBAU en beneficio de esa excelencia es muy significativa y de suma importancia, por lo tanto, la reducción de ratios y la educación más personalizada, con grupos más reducidos, es crucial para esta etapa anterior a la Universidad, así como para seguir manteniendo esos buenos resultados en otras etapas
 
Por otro lado, con las medidas anunciadas hoy por Educación se vuelve a garantizar la libertad de elección de centro, una disposición que no debería haber desaparecido nunca por actitudes ideológicas como lamentablemente ocurrió en la pasada legislatura con el Gobierno del PSOE. Así, se suspenden las cuatro zonas que hasta este curso estaban vigentes y se vuelve al demandado distrito único para Logroño, Villamediana de Iregua y Lardero. Es otra promesa cumplida por este Gobierno del PP, en consonancia con lo que refrendaron los riojanos y logroñeses en las urnas el pasado 28 de mayo.