Usted está aquí

La falta de personal obliga a tomar medidas excepcionales para ayudar al sector de las residencias que prestan un servicio fundamental

29-01-2024
El Gobierno del PP ni amnistía a las empresas del sector de la dependencia, ni incentiva el incumplimiento de la Ley como asegura UGT, es más incrementa los controles existentes
 
La calidad en la atención a los mayores es y seguirá siendo la prioridad del Gobierno Regional 
La exención de penalidades a las empresas de dependencia ante posibles incumplimientos de ratios de personal, es una medida excepcional, temporal y controlada, que se toma desde el Gobierno de La Rioja para evitar males mayores, como posibles ERTEs, y que los sindicatos conocen porque se les trasladó previamente. 
Las residencias y los centros de día, como ocurre en todo el ámbito sociosanitario tanto público como privado, tienen serios problemas para poder encontrar profesionales. Las medidas que adopta el Ejecutivo tratan de ayuda a un sector que presta una labor fundamental y que genera empleo en un momento delicado, ante una demanda creciente y una inflación que no deja de aumentar.
El Gobierno regional del Partido Popular no amnistía a las empresas del sector de la dependencia, como asegura desafortunadamente el sindicato UGT, y nunca va a incentivar el incumplimiento la Ley. Las impuestas hasta ahora eran unas sanciones muy gravosas que, sumadas a la inflación, estaban poniendo en grave riesgo al sector en general, y al sistema socio-sanitario en particular. 
Esta medida ni es unilateral ni mucho menos improvisada, surge de las reuniones de distintos grupos de trabajo en los que han participado tanto el sector como los sindicatos. El Ejecutivo va a incrementar el control sobre el servicio que prestan estos centros, con el paciente como epicentro del sistema, con un control mensual de cada centro. Una medida que se suma a otros controles en materia financiera. La calidad en la atención a los mayores es y seguirá siendo la prioridad de este Gobierno.