Usted está aquí

El Gobierno de Andreu pretende poner un parche al incremento de la tuberculosis que provocó al prohibir la caza en la pandemia

07-07-2022

El Grupo Popular propuso reducir las tasas en un 95% para incentivar la actividad cinegética y poner solución a la sobrepoblación de especies transmisoras de la enfermedad

Esta bajada drástica fue rechazada con el voto en contra de los socialistas, por lo que los escasos descuentos que ahora proponen son un claro ejercicio de postureo político

Reclamamos una mejora urgente de los programas de saneamiento frente a la tuberculosis y consensuar con el sector una nueva guía de bioseguridad en la cabaña bovina

El Grupo Parlamentario Popular considera que la Proposición de Ley por la que se establece la Modificación de la Ley de 6/2022, de 18 de octubre, de Tasas y Precios Públicos de la Comunidad Autónoma de La Rioja, registrada por el PSOE e IU, es solo un parche para paliar el incremento de la transmisión de la tuberculosis animal provocado por el Gobierno socialista de Andreu al prohibir la actividad de la caza durante el periodo de pandemia.

 

En reiteradas ocasiones, el PP advirtió al Ejecutivo autonómico de que esa decisión iba a generar una sobrepoblación de la fauna silvestre que a la larga acabaría afectando a la salud de la ganadería extensiva. Sin embargo, La Rioja fue la única comunidad autónoma que suspendió la actividad cinegética y ahora es cuando se están viendo las consecuencias de aquella nefasta decisión.

 

En la actualidad, la tuberculosis está causando verdaderos estragos entre la cabaña extensiva de La Rioja por culpa de un Gobierno que actuó en contra del sentido común y que no quiso escuchar las advertencias del principal partido de la oposición, ni las demandas de los cazadores y de los ganaderos.

 

Ahora, cuando el daño es irreversible en muchos casos, es cuando el Gobierno de La Rioja ha decidido actuar sobre la ley de tasas para incentivar la caza de especies transmisoras de la tuberculosis animal, una medida positiva pero insuficiente al lado de las propuestas que ha realizado el Partido Popular.

 

A este respecto, conviene recordar que el Grupo Popular registró una enmienda a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de La Rioja para el año 2022 en la que reclamaba una reducción del 95 por ciento de las tasas de caza, una medida que ha sido implantada por la Junta de Castilla y León.

 

Aquella iniciativa del GPP, que fue rechazada con el voto en contra del PSOE y sus aliados, demostró mucha más ambición que la propuesta que ahora traen los socialistas y comunistas al Parlamento de La Rioja y que más bien parece un ejercicio de postureo político ante el problema de la tuberculosis. 

 

De hecho, esta Proposición de Ley registrada por los partidos de la izquierda plantea únicamente la eliminación del recargo del 50% por cada especie adicional autorizada en batidas. De igual modo, propone reducir la cuota de entrada para la caza de ciervos en rececho de 499 a 233,69 euros y la cuota de entrada para cuadrillas de cazadores de 23,37 a 11,68 euros.

 

Por tanto, frente a la práctica eliminación de tasas de caza que solicitó el Partido Popular, el PSOE plantea algunos descuentos que poco ayudarán a combatir la sobrepoblación animal en los montes, lo que vuelve a demostrar que el Gobierno de Andreu siempre llega tarde y mal a la solución de los problemas.

 

Además de impulsar de manera decidida la actividad cinegética, el Gobierno socialista debe mejorar de manera urgente los programas de saneamiento contra la tuberculosis y acordar con el sector una nueva guía de medidas de bioseguridad dirigidas a la cabaña bovina con el fin de facilitar la labor de los ganaderos.

 

Estas dos últimas medidas, eficaces y necesarias para evitar el perjuicio que sufren las explotaciones cada vez que surge un caso de tuberculosis, fueron propuestas por el Partido Popular durante el Debate del Estado de la Región que no salieron adelante por el voto en contra del PSOE y sus socios de gobierno.