Usted está aquí

El PP de La Rioja lamenta un nuevo desprecio del PSOE y de Andreu al municipalismo riojano

20-11-2020

Ni la Alcaldesa de Agoncillo, ni el Presidenta de la FRM han sido invitados a participar en la visita oficial de Sánchez a La Rioja

No es la primera vez que Andreu evidencia su nula consideración, su sectarismo y su desprecio a los representantes municipales de distinto color político

El PP de La Rioja lamenta un nuevo episodio más en la ya habitual estrategia de desprecio de los máximos dirigentes del PSOE de esta región y de la Presidenta, Concha Andreu, al municipalismo riojano y a sus representantes más próximos a los vecinos, los alcaldes y alcaldesas.

         Así, con ocasión de la visita oficial del Presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, a La Rioja, que arrancará tras la llegada al Aeropuerto de Logroño-Agoncillo, el Gabinete de Presidencia del Gobierno de La Rioja no ha tenido la deferencia de cumplir las mínimas normas de cortesía y de protocolo e invitar a la Alcaldesa de Agoncillo, Encarnación Fuertes, a dar la bienvenida al Presidente del Gobierno de España a su localidad, tras la que se desplazará al Museo Würth.

         Del mismo modo, y a diferencia de lo ocurrido en las recientes visitas de Sánchez a otras comunidades, en esta ocasión el Presidente de la Federación Riojana de Municipios, el Alcalde de Nalda e Islallana, Daniel Osés, tampoco ha sido invitado a participar en los actos programados.

         No es la primera vez que, con motivo de una visita oficial del Presidente Sánchez a nuestra Comunidad, se aplica la doble vara de medir socialista. Así, en su última visita para intervenir en la Conferencia de Presidentes de San Millán, la Alcaldesa socialista de Briñas, Silvia Bahillo, sí pudo recibir al Presidente, pero no pudo hacer lo mismo un día después su homóloga de San Millán de la Cogolla, Raquel Fernández, del Partido Popular.

         Lamentablemente, esta forma de actuar no es nueva. Es habitual que la Presidenta del Gobierno de La Rioja realice visitas oficiales a municipios riojanos sin ponerlo en conocimiento de los alcaldes que no son de su partido, tal y como ocurrió en sus viajes a Autol o Grañón, evidenciando su nula consideración, su sectarismo y su desprecio por los representantes municipales de distinto color político.