Usted está aquí

Los populares de Logroño denuncian que la Ordenanza de Vehículos de Movilidad Personal es un nuevo ejemplo de ruptura de consenso, falta de participación e ineficacia

10-01-2020
Logroño

Consideran que el objetivo es dejar de lado una Ordenanza ambiciosa, aprobada inicialmente en mayo, que regula de forma integral la movilidad urbana en Logroño

Los concejales del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Logroño, Antonio Ruiz y Patricia Lapeña, han criticado esta mañana la tramitación administrativa realizada por el Gobierno local respecto a la Ordenanza Transitoria de Vehículos de Movilidad Personal.

“Volvemos a encontrarnos con una decisión adoptada rompiendo con un consenso anterior alcanzado en la elaboración de la Ordenanza de Movilidad que espera su aprobación definitiva y que incluía una regulación referente a monopatines, patines y otros vehículos de movilidad personal”, han señalado. Esta norma ya incluía respecto a los VMP que deberían ajustarse a lo dispuesto en la legislación sobre Tráfico, Circulación de Vehículos y Seguridad Vial.

Así, han recordado que el pasado mes de mayo el pleno del Ayuntamiento aprobó de manera inicial dos normativas necesarias para la ciudad de Logroño y que fueron fruto de consenso tanto por parte de los grupos municipales y técnicos del Ayuntamiento como de entidades, colectivos, colegios profesionales, sindicatos y vecinos: la Ordenanza de Movilidad y el Reglamento de Transporte Urbano.

En este sentido, han destacado que esta Ordenanza de Movilidad estaba concebida y diseñada desde una punto de vista global fomentando la ciudad como espacio de encuentro y convivencia con el objetivo de hacer la movilidad de Logroño más sostenible, con menos riesgos, mejor seguridad vial, energías limpias y plena convivencia de los modos de transporte y las actividades ciudadanas. “Creemos que el objetivo final del Equipo de Gobierno local es dejar de lado una Ordenanza ambiciosa que regula de forma integral la movilidad urbana de Logroño, bajo un punto de vista de convivencia y que promociona el uso de la bici y de espacios para el peatón”, ha afirmado Antonio Ruiz.

“La Ordenanza de Movilidad, cuyo periodo de alegaciones finalizó en verano, debería haberse llevado a Pleno para su aprobación definitiva hace meses. Por este motivo no es tal la ‘necesidad imperiosa’ que alega el Equipo de Gobierno para elaborar un documento transitorio, simplemente tenían que haber modificado el Artículo correspondiente de la circulación de VMP contemplada en el texto de la Ordenanza consensuado”, ha señalado.

Han añadido que simplemente se han limitado a trasladar las instrucciones 2019/S-149 TV-108, del pasado 3 de diciembre, y 16/V-124 de 2016, ambas de la Dirección General de Tráfico, “han optado por tramitar una ordenanza transitoria bajo nuestro punto de vista, incompleta y poco ambiciosa. Se han limitado a trasladar lo establecido en la instrucción de la DGT sin abordar la regulación de cuestiones claves que sí están recogiendo otras ordenanzas municipales respecto a utilización del casco, edad de utilización de los VMP, etc.”.

En este sentido han explicado que la ordenanza será transitoria puesto que una vez aprobada la Ordenanza de Movilidad dejará de estar vigente, “por lo tanto, nos encontramos con un nuevo ejemplo de ineficacia en la gestión, aprueban una norma provisional y no han sido capaces de aprobar en seis meses una norma que ya tenía en cuenta el problema de los VMP y que contaba con un largo proceso de participación y consenso”.

Los populares han criticado también que en la elaboración de la Ordenanza de Vehículos de Movilidad Personal no ha habido un proceso de participación acorde con un tema tan sensible para los vecinos como si se hizo con la Ordenanza de Movilidad.