Usted está aquí

Exigimos al PSOE de Alfaro que gestione bien la positiva herencia que recibe del PP, un saldo para inversiones de 7 millones de €

El Portavoz del Grupo Municipal Popular, Jesús Pérez Ligero
25-10-2019
Municipios
Municipios
El Gobierno Municipal del PSOE está apagado, como la pantalla turística de Alfaro  

Con motivo de los 100 primeros días de Gobierno Municipal del PSOE en Alfaro, el Grupo Municipal Popular exige al PSOE y al Alcalde socialista, Julián Jiménez, que gestione bien la positiva herencia que recibe del anterior Gobierno Municipal del Partido Popular, del que hereda un saldo positivo en las arcas municipales de 7 millones de euros para acometer las inversiones que Alfaro necesita para seguir avanzando.

         En este sentido, frente a la inacción del actual Equipo de Gobierno Municipal liderado por Julián Jiménez, el Grupo Municipal Popular reclama que se ejecute el Presupuesto Municipal en vigor de manera responsable.

         Responsabilidad es el principio que ha guiado el trabajo del Partido Popular al frente del Consistorio en los últimos años y es lo que ahora reclamamos a Julián Jiménez y al resto del Gobierno Municipal. El Partido Popular llegó al Ayuntamiento de Alfaro en 2011 y se encontró con una deuda municipal de 2,5 millones de euros. En cambio, con un Gobierno Municipal del Partido Popular, Alfaro se ha convertido en uno de los municipios riojanos sin deuda. Así, basta con recordar que las cuentas municipales de 2018 registraron un superávit de 1.890.091,20 euros.

         El Alcalde socialista se ha encontrado con un Presupuesto Municipal en vigor, unas arcas municipales saneadas e innumerables proyectos en marcha, sin embargo Alfaro no avanza a la velocidad que se merece.

         Basta con repasar el estado actual de algunos de los proyectos que el anterior Gobierno Municipal del Partido Popular dejó en marcha para comprobar la diferente forma de gestionar existente entre el PSOE y el Partido Popular.

         El Gobierno Municipal liderado por Yolanda Preciado dejó todo listo para la adecuación del Punto Limpio, meses después aún no se ha acometido esta actuación. A su vez, está paralizado el desarrollo del Plan Director del Monasterio de la Concepción, que prevé la adecuación de una serie de espacios para transformarlo en una nueva zona que contemple un espacio cultural polivalente que preserve su identidad y valor monumental.

         Del mismo modo, hay que recordar que el anterior Equipo de Gobierno Municipal dejó presupuestada una serie de actuaciones en materia de promoción turística (Cuentos de la colección Yerga Infantil, Guía del pequeño turista, pines, salvamanteles…) de los que nada se sabe. Algo parecido ocurre con la pantalla turística, apagada desde que el PSOE accedió a la Alcaldía. Esta pantalla ya no ofrece información turística en tres idiomas ni información útil para alfareños y turistas. Sigue apagada, como el actual Gobierno Municipal del PSOE. Por último, hay que reseñar que tampoco se ha ejecutado la partida destinada a la realización de los moldes en 3 dimensiones de los gigantes y cabezudos alfareños.

         Por otro lado, los escasos proyectos que siguen adelante son los que dejó en marcha el Gobierno anterior del PP y que todavía no se han visto afectados por la desidia socialista. A este respecto, hay que mencionar la reciente adjudicación de la construcción de nuevos nichos en el cementerio, las obras en la entrada del campo de fútbol, la continuación del arreglo del frontón, las obras en el Colegio Elorza, así como la restauración integral de la Iglesia del Burgo.

        

         A su vez, continúan su desarrollo otros proyectos gestados en la etapa de Gobierno del Partido Popular y que el PSOE pretende ahora apropiarse sin ningún fundamento, como son el proyecto del colector del Río Alhama para canalizar los vertidos de empresas y de la zona urbana hacia la depuradora; la búsqueda de soluciones para los pozos de captación de agua potable; así como para la línea de alta tensión que se trae desde Tudela hasta el Polígono de la Senda.