Usted está aquí

Reforzar la identidad y accesibilidad de Logroño y dinamizar la economía a través de un urbanismo sostenible, centran las alegaciones de los populares al PGM

08-10-2019
Logroño

Las propuestas son fruto del trabajo realizado con la participación de colectivos y basadas en el proyecto de ciudad planteado en el programa electoral.

El portavoz del Grupo Municipal Popular, Conrado Escobar, junto con los concejales Celia Sanz y Antonio Ruiz, han presentado esta mañana las alegaciones que su grupo ha presentado al Plan General Municipal de Logroño.

“Las alegaciones que hemos presentado nacen de un proceso de diálogo y participación con representantes de colectivos de la ciudad en un grupo de trabajo que comenzamos el pasado mes de julio y en base a nuestro programa electoral”, ha explicado Conrado Escobar.

En el grupo de trabajo han participado representantes del comercio de la ciudad, medio ambiente, vecinos del centro histórico, personas mayores y arquitectos.

Las aportaciones del Grupo Municipal Popular se estructuran en torno a seis ejes:

  • Incorporar al Avance del PGM elementos que sirvan para reforzar la identidad de la Ciudad.
  • Resaltar el papel de la convivencia en el uso de los espacios públicos y la necesidad de buscar consensos de Ciudad y mejorar la accesibilidad.
  • Destacar la importancia que la dinamización de la actividad económica debe tener en el marco de los objetivos de planeamiento urbanístico de Logroño.
  • Situar el concepto de ‘economía circular’ como nuclear de la dinámica urbana.
  • Profundizar en la política de movilidad urbana que será determinante en el enfoque urbanístico de los próximos años.

  • Procurar un mayor equilibrio en el desarrollo de los objetivos del avance.

El portavoz del grupo popular, ha señalado que es “necesario incorporar en este documento estratégico elementos característicos en la conformación urbana de nuestra ciudad para las próximas décadas, trabajando atributos como la calidad de vida, la confortabilidad, la estética, la eficiencia energética, mejorando la calidad de vida en determinadas zonas bajo estos criterios”. Así, en las alegaciones presentadas se establecen algunos ‘puntos de transformación urbana’: zona de las estaciones y corredor ferroviario, glorieta del Doctor Zubía, espacio del Revellín, calle Sagasta y puente de Hierro, los puentes sobre el Ebro, el parque y los sotos del Ebro, los viñedos y las huertas, la Ruavieja, San Gregorio-calle Norte, Revellín, calle Mayor-Marqués de San Nicolás, Plaza de San Bartolomé, Parque de los Enamorados, entorno del Palacio de Justica, Campus Universitario y nueva Escuela de Enfermería.

Igualmente se identifican una serie de zonas residenciales vulnerables: Madre de Dios-San Millán-Luis de Ulloa-Avenida de la Paz, Gonzalo de Berceo, Barrón, Cuarteles, Urrutia, Calvo Sotelo y Paseo de las Cien Tiendas; y puntos residenciales vulnerables o frágiles entre Gran Vía, Vara de Rey, Duques de Nájera y Chile.

En sus alegaciones los populares inciden en la importancia de mejorar la conexión de los barrios y contemplan el crecimiento de la ciudad en la zona sur para configurar un diseño de bordes más regular conectando la zona de la Cava-Fardachón con el Hospital San Pedro y el Barrio de La Estrella.

En el norte de la ciudad proponen integrar la zona del Monte de Cantabria como espacio de ocio orientado a los recursos naturales, patrimoniales o turísticos.

Otra de las cuestiones destacadas por los populares es que consideran que el Avance debería reforzar enfoques como el de la accesibilidad universal o la dimensión intergeneracional, “un modelo de ciudad 8/80 que se construya desde el diálogo y la búsqueda de posiciones de encuentro en temas conflictivos respecto al uso del espacio público”.

El Grupo Municipal Popular propone que el documento cuente con un apartado específico que atienda la dimensión económica de Logroño, siendo estratégicos el comercio local y la actividad industrial. “En materia de comercio faltan acciones concretas para diversificar la  actividad comercial, favorecer su aproximación al espacio público o la especialización del comercio en determinadas zonas de la ciudad. Consideramos también que es especialmente importante la situación

industrial de la carretera del Cortijo o la reconversión de los PERIs de renovación industrial.

Otra de las apuestas del Grupo Popular es situar el concepto de ‘economía circular’ como nuclear en la dinámica urbana, con acciones orientadas a la producción sostenible de materiales, el ecodiseño o la utilización de recursos y alimentos de proximidad, la eficiencia energética, la utilización de combustibles fósiles o la optimización del ciclo del agua. Como acciones de naturalización los populares proponen avanzar en la integración del corredor verde del Ebro y el parque del Iregua en la ciudad, y recuperar espacios no urbanos como los sotos el Ebro.

En sus alegaciones  los populares hacen también referencia a la necesidad de articular adecuadamente la planificación en movilidad urbana y el desarrollo urbanístico. “Nuestra apuesta es por un modelo que se orienta a la seguridad vial, que fomenta el tránsito peatonal, el fomento del transporte público, el uso de la bicicleta y la transición hacia vehículos de energías alternativas e híbridos y la difusión de nuevos usos del transporte. Las iniciativas de movilidad deben ir unidas de recursos y actuaciones que potencien la ciudad de proximidad”, han explicado. Proponen una adecuada red de aparcamientos tanto disuasorios en la periferia y entradas de la ciudad, como en el interior aprovechando solares vacíos.

Por último en materia de vivienda, plantean introducir cuestiones como las iniciativas de cohabitación, la gentrificación, vivienda para jóvenes, viviendas para los que demandan nuevos estilos de vida,… Se realizan también propuestas en materia de rehabilitación de vivienda, acciones de generación de espacios públicos en el Casco Antiguo y Planes Especiales de Reforma Interior.