Usted está aquí

El paro desciende en La Rioja en el último año en 885 personas, un 5,30%

04-09-2018
Economía y empleo
Economía y empleo

La Rioja continúa entre las regiones con menos paro del país, con una tasa del 10,24%, 3,7 puntos por debajo de la media nacional

El paro desciende en La Rioja en el último año en 885 personas, un 5,30%, según se desprende de los datos hechos públicos hoy, día 4, por el Ministerio de Empleo y seguridad Social.

         En este sentido, pese al ligero incremento del paro en 99 personas registrado en el mes de agosto en La Rioja, nuestra Comunidad acumula ya 59 meses consecutivos de descenso interanual del desempleo. Hace falta remontarse al año 2008 para encontrar un mes de agosto con menos parados en nuestra región.

         La Rioja continúa un mes más entre las comunidades con menos paro del país, con una tasa del 10,24%, 3,7 puntos inferior a la registrada en el conjunto de España. En cuanto al desempleo por sexos, la tasa de paro masculina de La Rioja, 7,84%, se sitúa 2,87 puntos por debajo de la media nacional; mientras que la femenina, 12,91%, es 4,71 puntos inferior a la del conjunto del país.

         En materia de contratación, cabe destacar que desde agosto de 2017, la contratación indefinida ha aumentado en nuestra Comunidad un 31,12%.

         En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, en el último año la afiliación ha crecido en nuestra Comunidad en 2.431 personas, un 1,97%.

         En el conjunto del país, pese al incremento generalizado del desempleo el pasado mes de agosto, el paro en el último año se ha reducido en 200.256 personas, un 5,92%, y la afiliación a la Seguridad Social ha crecido en 529.970 personas, un 2,89%. Unos datos interanuales positivos que constituyen la mejor herencia del anterior Gobierno Central del Partido Popular y que el Gobierno de Pedro Sánchez está poniendo en riesgo, tal y como confirman los datos del paro correspondiente al mes de agosto.

         A la vista de estos datos, el Partido Popular de La Rioja alerta de las consecuencias de la falta de rumbo del Gobierno Central Socialista y su incapacidad para impulsar políticas coherentes en materia económica. Han bastado unas cuantas semanas de Gobierno de Pedro Sánchez para empezar a contemplar síntomas alarmantes de desaceleración económica y de incremento del paro, algo que no ocurría desde hace meses.