Usted está aquí

Emilio del Río lee el decálogo ‘Mi pueblo no se cierra’ en defensa de todos los municipios riojanos “desde el más grande al más pequeño”

17-12-2015
Sin categoría
Clavijo

El proyecto del PP pone los medios y condiciones para que la calidad de vida en los pueblos sea cada día mejor

El Candidato del Partido Popular de La Rioja al Congreso, Emilio del Río, ha leído hoy en Clavijo el decálogo “Mi pueblo no se cierra” “en defensa de todos los municipios riojanos desde el más grande al más pequeño”.

En este acto, Emilio Del Río ha estado acompañado por el Presidente del Partido Popular de La Rioja, Pedro Sanz, los candidatos al Congreso y al Senado y un grupo de 80 alcaldes y concejales de municipios de toda La Rioja, que se suman a este decálogo del Partido Popular en defensa de los pequeños municipios españoles. Por ello y “frente a lo que pretenden algunos, el proyecto del Partido Popular pone los medios y las condiciones para que la calidad de vida en los pueblos sea cada día mejor”.

El decálogo destaca que los municipios “son elementos fundamentales de vertebración territorial y esenciales para combatir la despoblación del medio rural y para que sus jóvenes no se vean obligados a buscarse su futuro lejos de ellos” y considera que “no hay razón para cuestionar la administración que mejor articula el Estado, y la más antigua”.

“Mi pueblo no se cierra porque los pequeños municipios son la administración que menos nos cuesta, gracias a que la mayor parte de sus alcaldes y concejales no perciben sueldo”, señala el punto cuarto del decálogo, que en el quinto punto subraya que son los municipios los que garantizan y prestan mejor “servicios públicos que son esenciales para los ciudadanos”. En este sentido, añade que “si eliminamos nuestros pueblos, los servicios básicos de nuestros vecinos serán prestados desde la lejanía y el desconocimiento”. Asimismo, destaca que para los habitantes de los municipios “el ayuntamiento es la primera administración, y la más cercana” y subraya que los vecinos de los pueblos “tienen los mismos derechos que el resto de ciudadanos”.

Por otra parte, reconoce que los municipios “son la administración más saneada”; los que mejor están cumpliendo los objetivos de estabilidad y los que están “tirando del carro de la recuperación económica”. “Por eso, 9 de cada 10 ayuntamientos de España cierran sus ejercicios con superávit presupuestario y crean economías de escala que abaratan el coste de los servicios a través de las Diputaciones Provinciales, instituciones que con la reforma realizada son ahora más eficaces y cercanas”, explica el documento.

El tercer punto incide en el importante significado de los pueblos tanto para sus vecinos como en la configuración de España, al señalar: “Mi pueblo no se cierra porque forma parte de la pasión por nuestra tierra, sus paisajes, su cultura, su historia, su gente. El mundo rural es parte de nuestra manera de ser y de entender lo que es ser español. Porque España sin sus pueblos no sería España”.

“Mi pueblo no se cierra porque es la mejor manifestación de la democracia. No hay mayor cercanía entre el elector y su representante elegido en las urnas, que la que existe en un pueblo” es el octavo punto del decálogo en defensa de los pequeños municipios españoles y de todos los municipios de La Rioja.