Usted está aquí

Sanz: El reto que tenemos sobre la mesa es continuar impulsando la reconversión del sector editorial

08-10-2015
Cultura
Cultura
Madrid

El Presidente de la Comisión de Cultura del Senado apuesta por favorecer una nueva edad de oro de nuestras letras en la presentación de un Informe sobre el sector editorial español

El Senador del Partido Popular de La Rioja y Presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara Alta, Pedro Sanz, ha subrayado que es necesario “apostar por la renovación de la industria editorial española. El reto que tenemos sobre la mesa es continuar impulsando la reconversión del sector editorial. Es el momento de favorecer una nueva edad de oro para nuestras letras”.

“El objetivo es contribuir a afianzar esta expansión de un sector vital, no sólo para el avance de nuestra economía, sino para la consolidación de nuestro progreso cultural y social. El sector editorial es la principal industria cultural española y uno de los sectores más dinámicos de nuestra economía”, ha añadido.

Pedro Sanz ha realizado estas declaraciones hoy, día 8, con motivo de la presentación del Informe de Conclusiones sobre ‘El sector editorial y las nuevas tecnologías’ de la Comisión de Cultura del Senado, en el marco de las actividades programadas en la 33ª edición de la Feria Internacional del Libro de Madrid.

Ha apuntado que este Informe “analiza la situación y ofrece una visión de los desafíos que los cambios tecnológicos generan en las empresas del sector” y en él han colaborado trece expertos, responsables de distintos ámbitos empresariales de la industria editorial.

En consonancia con las sugerencias recibidas y con el objeto de impulsar la transformación del sector, los miembros de la Comisión de Cultura del Senado, ha explicado, han elaborado las siguientes propuestas que se aprobarán en el Pleno de la Cámara del próximo 13 de octubre:

1. Profundizar en la defensa de los derechos de autor, continuando con el refuerzo de los mecanismos de lucha contra la piratería.
2. En el marco de la armonización fiscal europea, avanzar en la homologación de la fiscalidad del libro en papel o formato electrónico.
3. Proporcionar apoyo financiero a las inversiones dirigidas a la reconversión tecnológica del sector editorial.
4. Favorecer la internacionalización y la presencia en los mercados hispanohablantes.
5. Incrementar la inversión de las autoridades educativas en contenidos y no solo en soportes.
6. Continuar el desarrollo de ayudas públicas para la digitalización de contenidos.
7. Seguir impulsando las inversiones en las bibliotecas públicas destinadas a los contenidos digitales y en especial, la plataforma ya puesta en marcha eBiblio.
8. Continuar dando apoyo a los programas de educación y formación con un Plan global de Fomento de la lectura, que abarque educación, familias, bibliotecas, sector del libro y medios de comunicación.
9. Desarrollar un Plan de apoyo a las librerías.
10. Incentivar la presencia del libro en los medios públicos.
11. Implementar medidas de defensa de la competencia para la distribución en igualdad con las plataformas y tiendas online.
12. Facilitar los formatos tecnológicos que permitan copias múltiples y el acceso sin descarga.
13. Desarrollar ayudas a editores que recuperen las obras descatalogadas mediante formato digital.

Pedro Sanz ha elogiado en su intervención la “capacidad de superación del sector, que permite que España mantenga con solidez su posición como una de las potencias editoriales del mundo”. A este respecto, ha situado como clave la inversión realizada en I+D+I “para adaptar las empresas al entorno digital” y que, entre otras cuestiones, ha permitido aumentar en 2014 la facturación por ventas de libros electrónicos un 37% en España.

“Nuestros editores han sabido aprovechar la oportunidad que ofrecían los cambios y han reaccionado, renovándose y progresando en paralelo al universo digital, propiciando el desarrollo de una industria cultural más fuerte y que después de cinco años comienza a recuperarse”, ha señalado. Así, ha apuntado que en 2014 el sector editorial español facturó un total de 2.195,80 millones de euros, editó un total de 78.508 títulos y se vendieron 153,62 millones de ejemplares.

El Presidente de la Comisión de Cultura del Senado ha puesto el acento en la necesidad de poner en marcha, entre otras cuestiones, “un nuevo plan integral de fomento de la lectura, que tenga como principal objetivo incrementar los índices de lectura y fortalecer la comprensión lectora”.

A su vez, ha apuntado la necesidad de otorgar mayor protección a los creadores ante la piratería “para consolidar un negocio competitivo y encontrar el equilibrio entre los derechos de autor, la protección de la privacidad y la libertad de expresión. Hay que continuar avanzando en la lucha contra estas nuevas formas de vulneración de los derechos de propiedad intelectual en internet”.