Usted está aquí

El Grupo Popular Europeo pide a la Comisión Europea medidas urgentes para paliar la caída de precios del sector lácteo

04-09-2015
Agricultura
Agricultura
Bruselas

Esta iniciativa, liderada por la Eurodiputada riojana Esther Herranz, también reclama medidas para proteger a los productores comunitarios

El Grupo del Partido Popular Europeo en la Eurocámara ha pedido, a iniciativa de la Eurodiputada riojana Esther Herranz y del conjunto de la Delegación Española del Partido Popular Europeo, que la Comisión Europea tome medidas urgentes para paliar la caída de precios en el sector lácteo y proteger así a los productores comunitarios.

En una carta enviada al Comisario Europeo de Agricultura, Phil Hogan, los eurodiputados del Partido Popular Europeo han propuesto actualizar los precios de intervención, al menos transitoriamente, para ayudar así a los productores a afrontar la actual situación, en la que los precios no reflejan el valor real de los productos lácteos.

Además, han solicitado que los 900 millones de euros obtenidos por la multa lechera impuesta a los productores europeos que superaron las cuotas lecheras en el último año de su aplicación, se utilicen para apoyar al sector y favorecer las exportaciones.

El Grupo Popular Europeo también solicita otras medidas, como el aumento de los avances de las ayudas de la Política Agrícola Común de la UE que reciben al inicio de la campaña presupuestaria, obtener un mejor apoyo financiero por parte del Banco Europeo de Inversiones y reforzar las campañas de promoción de los productos lácteos. Los populares europeos defienden a su vez la creación de un grupo de expertos de alto nivel para estudiar en profundidad la situación del sector lechero en la Unión Europea.

La Eurodiputada riojana Esther Herranz explica que tomó esta iniciativa porque ‘’el sector lácteo europeo está sufriendo una reducción sustancial de los precios de mercado debido a un conjunto de factores, como son la crisis económica de China, el veto de Rusia a la importación de algunos alimentos procedentes de la UE, el aumento en la producción internacional y el incremento de los costes de producción’’.

Del mismo modo, Esther Herranz subrayó que en la carta se hace hincapié en la crisis global que sufre el sector agrícola europeo y se solicitan "medidas de mercado apropiadas para hacer frente a los problemas por los que atraviesa no sólo el mercado de la leche, sino también otros sectores agrícolas y ganaderos, como el de frutas y hortalizas y la carne de vacuno".