Usted está aquí

El Parlamento Europeo aprueba la enmienda de Esther Herranz para mantener las campañas de promoción del vino financiadas por la UE

29-04-2015
Sin categoría
Agricultura
Estrasburgo

El sector vitivinícola riojano puede estar satisfechos, porque hemos logrado, pese al intento de algunos grupos de criminalizar el consumo de vino, que se pueda seguir apostando por promocionar que se beba vino, siempre de forma razonable

La eurodiputada popular Esther Herranz ha mostrado hoy su satisfacción tras el resultado de la votación en el pleno del Parlamento Europeo de la resolución de la estrategia europea sobre el alcohol, ya que los eurodiputados han apoyado su enmienda para mantener las campañas de promoción de productos agrícolas, incluido el vino, que fueron aprobadas recientemente, a pesar de la enmienda presentada por los socialistas europeos en la que pedían la prohibición general del uso de dinero público para promocionar el consumo del alcohol, sin diferenciar entre las diferentes bebidas de alta graduación alcohólica de alimentos como la cerveza, el vino y la sidra.

“El sector vitivinícola europeo y, en concreto, el español y el riojano, pueden estar satisfechos, porque hemos logrado, pese al intento de algunos grupos de criminalizar el consumo de vino, que se imponga una posición mucho más equilibrada, que deja claro que se puede seguir apostando por promocionar que se beba vino, siempre de forma razonable”, apunta la europarlamentaria riojana

Esther Herranz considera positivo que desde la UE se aborde esta estrategia europea del alcohol, pero en su opinión “debería llamarse estrategia europea sobre el abuso del alcohol, porque hay que distinguir claramente entre consumo moderado del alcohol y abuso del alcohol; hay que distinguir entre el consumo de una caña de cerveza o una copa de vino en una tertulia y quien hace botellón”, explica. Por esa razón, considera que es importante que no se igualen todos los productos que contengan alcohol en mayor o menor medida y que se haya apoyado su enmienda, que va a permitir que un sector tan importante para La Rioja y para España como el vitivinícola siga recibiendo apoyo de Europa para su promoción.

Al respecto, recuerda que “está probado que el consumo racional de vino no interfiere en el desarrollo de una vida saludable. Hay que transmitir mensajes positivos tanto a la familia como a la sociedad sobre la enseñanza a los más jóvenes para que adquieran hábitos de vida saludables, incluido un consumo responsable de bebidas alcohólicas”.

Según el texto finalmente aprobado, la resolución señala que no debería usarse dinero público para promocionar el consumo de alcohol, sin perjuicio de la legislación existente sobre la promoción de productos agrícolas, que se aprobó hace unos meses y que elaboró como ponente Esther Herranz, que precisamente viene a reforzar el apoyo de la UE a campañas para dar a conocer dentro de Europa y en terceros países productos de calidad, como el vino, y que entrará en vigor el próximo mes de diciembre.

Además, este nuevo reglamento sobre promoción acaba con una discriminación histórica que hasta ahora venía padeciendo el sector del vino. De esta forma, a partir del 1 de diciembre, el sector del vino recibirá financiación europea para promocionar sus caldos dentro de los países de la UE, gracias al trabajo del Partido Popular.

La eurodiputada resalta que la propia industria del vino ha desarrollado una magnífica estrategia para promover el consumo responsable a través de la campaña ‘Wine in moderación’, que está resultando muy útil para la sociedad y el aprendizaje de los más jóvenes.

Por eso, considera que “es más efectivo el uso de campañas de información que el basar la estrategia para reducir el consumo abusivo el alcohol en el etiquetado, ya que hay informes que demuestran que los consumidores no buscan en las etiquetas información calórica, sino otro tipo de datos sobre las añadas o variedades. De esta forma, podría ser mucho más eficaz usar otras herramientas, como una web de acceso público sobre la información nutricional de las bebidas, en vez de complicar aún más las etiquetas de los productos”.

“Creo que el resultado de la votación de hoy es positivo y nos permite ser optimistas para trabajar desde Europa para acabar con los efectos perniciosos del consumo abusivo de alcohol pero sin caer en ansias prohibicionistas desaconsejables”, apunta.

En este sentido, considera que la resolución aprobada contiene puntos muy positivos para reducir el consumo de alcohol entre los menores de 18 años, las mujeres embarazadas, así como para tratar de contener las consecuencias que tiene el abuso del alcohol, a la vez que pide a los Estados miembros que intensifiquen sus esfuerzos por informar a los ciudadanos sobre los valores culturales de un consumo responsable de alcohol y los efectos positivos para la salud de un consumo moderado de este, así como su compatibilidad con un estilo de vida sano y equilibrado.